5/19/2011


Le dijeron que era dulce, amorosa, la más tierna y agradable de todas las mujeres, de todas las personas y de todas las pacientes. Que su amor era un bálsamo para todas las penas, que era la mujer ideal y que en sus brazos los hombres encontraban el paraíso, y que muchos mataron y otros muchos perdieron la vida con tal de amarla. Que su aroma era extasiante y sus labios, ambrosía. Le dijeron que no había mujer más hermosa ni más encantadora.

  

No hay comentarios: