7/31/2010


Muy recomendada.


Muy grande el papelón de Sean Harris en la interpretación de Ian Curtis, el difunto vocalista de Joy Division. El parecido es sorprendente, no sólo físico, sino en sus expresiones.

Me hubiera encantado vivir en la ciudad de Manchester durante aquellos años 80 con la lucidez de la veinteañera que soy ahora, ya que de pequeña no era muy consciente de las movidas que estaban pasando en aquel entonces.








No hay comentarios: