7/30/2010



"La belleza quiere aparecer como única finalidad en el mundo, pero, como dijo Kant, es una finalidad que no contiene ningún fin. Una cosa bella no contiene ningún bien que no sea ella misma, en su totalidad, tal como se nos aparece. Vamos hacia ella sin saber qué pedirle. Nos ofrece su propia existencia. No deseamos otra cosa, la poseemos, y sin embargo deseamos más aún. Ignoramos totalmente qué es eso que deseamos. Quisiéramos llegar hasta detrás de la belleza, pero no es más que superficie. Es como un espejo que nos devuelve nuestro propio deseo de bien. Es una esfinge, un enigma, un misterio dolorosamente irritante. Quisiéramos alimentarnos de ella, pero solo es objeto de la mirada, aparece a cierta distancia."

Simone Weil

1 comentario:

Enamodeuse dijo...

Tu blog tiene un encanto especial, las fotos hablan por sí solas guapa.

un saludo desde www.enamodeuse.blogspot.com